Emocionometro: La Resilencia.

Podríamos definir resilencia como la capacidad que tenemos las personas de afrontar momentos de adversidad que la vida nos va presentando para, de esta manera poder seguir proyectando su futuro.

Uno de estos momentos adversos a lo largo del ciclo vital de cualquier persona, es el perder el empleo, como afrontar esta etapa y como disponer de las herramientas emocionales necesarias disponibles, son clave para poder superar este tipo de obstáculos.

Una vez que hemos definido que es la resilencia voy a intentar dar una serie de consejos o tips para trabajarla, ya que cuanto mayor sea muestra capacidad de resilencia, más opciones tendremos de no caer en el desánimo.

Uno de los factores más importantes para trabajar la resilencia es rodearte de gente cercana que te aporte su punto de vista de forma positiva. Debemos de tener claro a la hora de trabajar la resilencia que, tenemos un punto de vista totalmente subjetivo de lo que pasa a nuestro alrededor, si nos rodeamos gente optimista que, sin tapujos nos facilita su punto de vista, podremos abrir nuevos horizontes ante nosotros y podremos afrontar lo que nos está pasando desde un prisma distinto.

También es destacable la importancia de tener buenos amigos o confidentes a los que podamos contar aquello que nos pasa, ya que, el hecho de contar algo y verbalizarlo hace que la carga negativa del hecho sea menor. Es importante saber cuándo pedir ayuda o consejo, eso sí, sin esperar que sea otro quien resuelva tú problema. No dudes nunca en pedir ayuda a un profesional si piensas que esto puede beneficiarte.

Como en casi todo, los pensamientos positivos nos ayudan a afrontar mejor todos los momentos difíciles que tenemos, es importante trabajar este punto, debemos aprender a automotivarnos, si nosotros no estamos por la labor, toda la ayuda que nos quieran bridar desde el exterior chocara contra un muro, no malgastaremos ni un minuto de nuestro tiempo en sentimientos tales como resentimiento, frustración y autoculpabilidad, la vida son etapas y esta, con tú esfuerzo y algo de ayuda del exterior conseguirás superarla.

Recuerda como dijo una vez Henry Ford “Cuando todo parezca ir contra ti, recuerda que el avión despega contra el viento, no a favor de él

¡A por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *