Edadismo en el mundo laboral.

En ciertas ocasiones, dentro del mercado laboral y por que no decirlo dentro del mundo de los recursos humanos se producen actitudes negativas o incluso de discriminación ante candidatos que se pueden llegar consideran mayores por su edad, a esta actitud negativa hacía cierto colectivo social dentro del mercado laboral se le llama edadismo.

No es difícil conocer a personas que les esta constando mucho volver al mercado laboral por que están en una franja de edad, superior a los 40/45 años y sospechamos que el motivo es que, en ciertas empresas, tienen preferencia por contratar a jóvenes recién licenciados sin experiencia a personas que podríamos considerar de edad adulta con un gran bagaje laboral y profesional. Además, si la persona que intenta volver al mercado laboral es mujer, estas dificultades se ven aumentadas de forma exponencial.

Si en la actualidad estas en desempleo y sospechas que estas siendo excluido de procesos de selección por tú edad y que es este el motivo por el que no te llaman a realizar entrevistas intenta cambiar parte de tú curriculum:

Fuera fechas del mismo, la primera la fecha de nacimiento, fecha innecesaria que no aporta a la persona de selección ninguna información destacable sobre tu cualificación o desempeño laboral. Presenta tú experiencia no por intervalos de fechas sino por experiencia y capacidades en diferentes ámbitos es decir, en lugar de empresa, funciones y fecha a la hora de presentar tú experiencia laboral prueba con enumerando los diferentes desempeños de funciones, p.e Auditor externo de empresa y desarrolla cuales eran tús funciones, Ejecutivo de cuentas (idem) y jefe de departamento financiero (idem), aquí se verán reflejadas las competencias desarolladas en cada uno de los ámbitos laborales donde has trabajado sin fechas, por lo que el reclutador podrá valorar tus competencias sin tener en cuenta tú edad.

En el mercado laboral actual, complicado donde los haya, también podremos encontrar edadismo en el otro extremo, en los trabajadores que acceden después de una larga formación académica para poderse ajustar las demandas que marca el mercado laboral, y que encuentran unas condiciones laborales que nada tienen que ver con las que están disfrutando gente de más edad y que lleva muchos años dentro de la empresa, incluso teniendo menos carga laboral que estas nuevas incoporaciones, para luchar contra este tipo de desigualdades es importantísimo el demostrar la valía que se tiene y como no, luchar por aquellas condiciones laborales que consideramos justas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *